LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA REDACCIÓN ONLINE

Tras muchos artículos escritos para el medio online, vas acumulando manías y haciéndote con tu toque personal pero, sobre todo, vas limando los textos para darte cuenta de que hay cosas que no se deberían hacer y otras que deberían ser parte de tu propia religión.

Estos son, a mi juicio, los 10 mandamientos de la redacción online:

1.Amarás las palabras clave y las etiquetas sobre todas las cosas. Sí, quizá un poco exagerado el título pero es lo que tiene hacer referencia a ciertos textos, ¿no? Aun así, las palabras clave y las etiquetas hay que cuidarlas, tanto en los metatags como en cada uno de los artículos. La clave es: si alguien buscara mi artículo, ¿Qué pondría en los buscadores para encontrarlo?

2.No tomarás la URL en vano. Muchos bloggers olvidan que la URL tiene incluso más importancia SEO si cabe que el título en sí. El título es muy importante para el lector, es lo primero que entra por los ojos y, por tanto, lo que decide si lo seguirán leyendo. No obstante, editar la URL correctamente, gracias a palabras clave, nos ayudará a algo menos visible pero muy importante para todo blog: una correcta indexación del artículo.

3.Santificarás los enlaces. De ellos depende, y si Google no lo remedia, gran parte del posicionamiento web. Pero son también valor añadido y nexo de unión entre tus artículos, lo que hará que el lector se mantenga en tu blog o, en caso de ser externo, complete la información fuera de él. No está de más pensar en una buena estrategia de link building.

4.Honrarás a tus lectores y lectoras. En la era de la comunicación 2.0 no podemos olvidar a nuestros usuarios. No nos engañemos. Escribimos para que nos lean y, por tanto, ellos son una parte importante del engranaje de un blog. Incentiva que comenten, que participen y que vuelvan más adelante a leerte.

5.No desaprovecharás. En un próximo artículo hablaré largo y tendido sobre mi teoría del “aprovechamiento SEO” pero, básicamente, se trata de no desaprovechar esas pequeñas cosas que conforman un artículo y que pueden ayudar a posicionarnos. Si vamos a “perder tiempo” poniendo enlaces, ¿por qué no cuidarlos y sacarles el máximo partido? Lo mismo se aplica a la URL, las palabras clave, etiquetas, etc. Como en la buena cocina, las cosas despacio y con mimo salen mejor.

6.No olvidarás el medio en el que estás. Y es que Internet tiene características propias que no pueden ser olvidadas. Esto daría para no un artículo, sino una serie, pero hoy resumiré afirmando que Internet es inmediatez. Cerrar una ventana es tan fácil que todo blogger está a la merced del clic reflejo que cierra en el acto cualquier página que no nos entre por los ojos. Evita las frases y párrafos largos, haz títulos llamativos, aporta valor añadido con vídeos, enlaces, etc.

7.No robarás. Lo que en la Red equivale a no plagiarás, no duplicarás contenido. No sólo es inmoral, sino que te perjudicará en lo que a posicionamiento se refiere. Además, ¿qué aportas a tus usuarios si te limitas a repetir lo que dicen otros?

8.No dirás falso testimonio ni mentirás. No hables de lo que no sepas, seguro que hay alguien que sabe y ya lo ha escrito por ti, ponle un enlace y tú dedícate a completar y escribir sobre lo que sí sabes, que seguro que es mucho.

9.No consentirás incoherencias ni faltas de estilo. No por obvio deja de ser importante. Un mismo tema escrito por diferente persona cambia completamente el texto. Una correcta redacción y organización ayuda al lector a hacer más amena la lectura y, por tanto, aumentarán las posibilidades de que éste llegue hasta el final e incluso vuelva a nuestro sitio en busca de más. No hace falta ser Quevedo, basta con tener un poco de cuidado, estilo y coherencia.

10.No codiciarás los bienes ajenos. Sé original. Seguramente, en Internet existan ya centenares, por no decir miles, de blogs de la misma temática que la tuya. ¿En qué se diferencia el tuyo al de ellos? ¿Por qué un usuario debería acudir al tuyo? No te conviertas en uno más. Da algo diferente a tus lectores, pon tu toque propio, no te quedes en la media, arriesga y prueba diferentes alternativas hasta comprobar qué te funciona.

Por supuesto, son todos los que están, pero seguramente no estén todos los que son.

¿Qué mandamientos añadirías?

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad